Testimoniales de vida
La historia de Joseph Jr.

Se curó de anemia por células falsiformes

Joseph y Darlene Davis, de Cedar Hill, Texas, son los orgullosos padres de dos  saludables niños: Joseph Jr., de cuatro años, e Isaac, de dos, el bebé a quien Darlene llama su hijo milagroso.

Joseph Jr. no siempre fue siempre un niño sano y fuerte. Desde su nacimiento se le diagnosticó anemia por células falsiformes y vivía con constantes dolores. Además, continuamente sufría de fiebres muy altas y los pies y manos se le hinchaban. Frecuentemente se le tenía que aplicar transfusiones de sangre para controlar su nivel de glóbulos rojos.

Para poder llegar a correr y jugar como otros niños de su edad, Joseph Jr. necesitaba de un trasplante de células madre.
"El médico nos dijo que nuestro hijo no estaría con nosotros por mucho tiempo" decía Joseph Sr., su padre. "Ni siquiera sabíamos si llegaría a la adolescencia."

Pero los padres de Joseph Jr. estaban decididos a ayudar a su hijo. Durante un año estuvieron buscando un donador compatible, primero, de células madre de la médula ósea y luego, de células madre del cordón.
"El hecho de ser afroamericanos, lo hacía mucho más difícil" agregó Darlene.
Los decepcionados padres vivían en constante zozobra por su hijo, hasta que un afortunado golpe del destino cambió por completo la vida de la familia. Darlene estaba embarazada. Al principio, la pareja no lo podía creer. Para embarazarse de Joseph, habían tenido que pasar por tratamientos de infertilidad y nunca más volvieron a pensar en tener otro hijo. "Me habían dicho que ya nunca volvería a embarazarme" comentaba Darlene.

Es una compatibilidad perfecta
La pareja estaba exaltada. Por la amniosintesis se supo que el bebé que traía Darlene tenía una compatibilidad perfecta para Joseph Jr. Ella recuerda muy bien el momento en que el médico les comunicó la noticia: "Él decía que era un milagro y yo le contesté que en verdad lo era."
Darlene dio a luz a un bebé sano. "Estaba yo tan feliz que le puse de nombre Isaac, que quiere decir 'risa'."
Unos minutos después de que Isaac naciera, los médicos recolectaron la sangre de su cordón umbilical y sus células madre fueron almacenadas en Cord Blood Registry®, el banco privado de almacenamiento con más experiencia en el mundo. El proceso se hizo sin costo alguno, como parte del Designated Transplant ProgramSM  -Programa de Trasplantes Designados-, un servicio que se ofrece a las familias, basado en sus necesidades médicas

 

Joseph Jr. recibe el trasplante

Antes del trasplante, Joseph Jr. recibió dosis muy altas de quimioterapia para destruir su sangre, misma que estaba originando las células falsiformes. Su médico, el Dr. Joel Weinthal, hematólogo pediatra y especialista en trasplantes de células madre, explicó: "Una vez que hayamos eliminado esas células completamente, con altas dosis de quimioterapia, se le podrá aplicar el trasplante de células madre del cordón para crear un sistema sanguíneo e inmunológico totalmente nuevo, que no tenga rastros de  anemia por células falsiformes."
Las células madre del cordón de Isaac fueron trasplantadas a su hermano el 10 de mayo del 2002.
"A sólo 20 días después del trasplante, de repente, Joseph Jr. comenzó a sentirse mejor" dijo Joseph Sr. "Comenzó a verse bien, con energía, ya estaba en camino de su recuperación."

Joseph Jr. está curado

Han pasado algunos años desde el trasplante de Joseph Jr. Ahora él es un niño sano y lleno de vitalidad, con una vida normal. Sus médicos dicen que ya se ha curado. En casa, los dos chicos juegan y se pelean y, según sus padres, están tan cerca uno del otro, como cualquier hermano.

"El hecho de que Isaac llegara al mundo para salvar a su hermano, es verdaderamente un milagro" dijo Joseph Sr. "Él no entiende exactamente lo que es la sangre del cordón, pero sabe perfectamente que Isaac, su hermano, ayudó a salvarle la vida."