Testimoniales de vida
La historia deTitus

Muy sano, después de una anemia aplástica

Para el joven Titus Chang es sólo un día más en el hospital. Con sus ojos atentos al televisor, viendo Plaza Sésamo, Titus apenas si nota cuando una enfermera le administra la transfusión de células madre del cordón que le ayudarán a salvarle la vida.

A los 18 meses se le diagnosticó anemia aplástica e inmediatamente se le comenzó a medicar. Semanalmente se le aplicaban transfusiones de sangre para sostener su dañado sistema inmunológico y apoyar su médula ósea, la cual no estaba produciendo glóbulos rojos.

Lee y Sandy Chang no podían creer lo que le estaba pasando a su hijo; "No parecía que fuera posible. Cuando nació era un bebé sano. Esto no viene de la familia."

CBR® proporciona la ayuda

Las visitas constantes al hospital tenían a la joven pareja bajo una terrible tensión, al grado que Sandy ni siquiera se dio cuenta de los primeros indicios de que estaba embarazada. Las enfermeras del hospital recomendaron guardar las células madre del cordón del bebé en Cord Blood Registry® (CBR®), a sabiendas de que podrían salvar la vida de Titus.

"El servicio y atención que recibí de CBR fue grandioso" dijo Sandy. "Ellos me dieron una lista de médicos especialistas en recolectar sangre del cordón y nos facilitaron el camino para guardar las células madre de nuestro bebé."

Sandy dio a luz a un saludable bebé. Afortunadamente, sus células madre fueron perfectamente compatibles con Titus.
Las células madre relacionadas (de un hermano o familiar) ofrecen al paciente el mejor resultado en trasplantes y también eliminan la necesidad de una larga, y a veces exhaustiva, búsqueda de un donador de células madre compatible.
La sangre del cordón del bebé fue recolectada sin costo alguno, como parte del CBR's Designated Transplant Program® -Programa de Trasplantes Designados de CBR-, un servicio público sin costo, basado en necesidades médicas.

La sangre del cordón es la mejor opción para Titus
Después de haberse sometido a quimioterapia para destruir su dañado sistema inmunológico, Titus recibió su trasplante de células madre del cordón el 30 de diciembre de 2004 en el University of California Davis Medical Center and Children's Hospital, en Sacramento, California. Todo el procedimiento  sólo tomó unas cuantas horas.
"La sangre del cordón fue, en verdad, la mejor solución para Titus" dijo el Dr. Douglas Taylor, especialista en trasplantes.

Las células estuvieron listas inmediatamente y, puesto que el donador de Titus era un recién nacido, hubiera sido muy difícil, o quizás imposible, obtenerlas de la médula ósea o la sangre periférica, dado el tamaño del bebé tan pequeñito; en ese caso se hubiera tenido que posponer el trasplante para muchos meses después, si no es que más.

Hermanos de sangre para toda la vida
Mientras que las nuevas células van creciendo en su pequeño cuerpo, lo único que ha cambiado en Titus es su tipo de sangre. Su tipo de sangre original cambió al de su hermano menor y así se quedará por el resto de su vida.
"El trasplante de sangre del cordón de Titus, le proporcionará una vida completamente normal para siempre" explicó el Dr. Taylor. "Ya nunca más necesitará transfusiones y su sistema inmunológico trabajará completamente normal. Parecerá que nunca tuvo problema alguno."